sábado, 12 de mayo de 2012

Saludo en el día de la madre




A las madres del pueblo chileno.

A las madres que salen a trabajar para parar la olla o juntar el dinero para que los hijos puedan estudiar, sacrificando el tiempo que podrían dedicar a ellos.

A las madres que levantan todos los días a recolectar mariscos, a vender en la feria, a sacar y empaquetar frutas, a limpiar las calles, a atender clientes en los negocios, a realizar llamadas en los call centers, a lavar ropa, a cocer y a mantener con vida la economía de este país.

A las sacrificadas madres que deben cuidar solas de sus hijos, a las madres que estudian para crear un futuro mejor, a las temporeras, a las indomables madres del pueblo mapuche.

A las madres que deben madrugar para llevar a sus hijos al jardín o al colegio, muchas veces caminando extensos tramos por no tener dinero para costear un furgón o la micro, sufriendo del frío y la lluvia durante el invierno.

A las madres que trabajan en sus hogares y que deben resistir con unos cuantos pesos todos los meses la avalancha de cuentas que llegan al hogar en este país de servicios privatizados.

A las madres que son discriminadas y abusadas trabajando como nanas en las casas de los ricos, cuidando a familias ajenas, lejos de sus propias familias, recibiendo migajas a cambio.

A las madres que resisten horas haciendo filas en los consultorios y hospitales de la moribunda salud pública

A las que sienten el peso de la explotación laboral, a las que son discriminadas, a las que son maltratadas, a las que sufren del injusto castigo de una sociedad y un sistema machista y abusivo, a las que han perdido a sus hijos por la violencia engendrada por las desigualdades, la falta de oportunidad y el narcotráfico.

Pero, sobretodo, a las madres que luchan, a las que se organizan, salen a las calles y se levantan exigiendo justicia y derechos, a las que buscan una vida distinta.

A las madres rebeldes, sacrificadas, a las que salen junto s sus hijos en las marchas estudiantiles, a las que luchan por el derecho a una vivienda, a las que levantan sindicatos para acabar con los abusos patronales, a las que se organizan en el campo, en los puertos, en las caletas, en las comunidades, en la ciudad, en las poblaciones y en sus lugares de trabajo.

A las madres que vieron desaparecer a sus hijos durante la dictadura y se levantaron contra ella, muchas de ellas perdiendo la vida, a las que llevan en sus vientres a la esperanza rebelde del mañana, a las que sonríen y sueñan con un mundo distinto, a las que han entendido que la historia es nuestra y que está en nuestras manos y en nuestra propia fuerza la solución a los problemas que nos aquejan.

A las madres pobladoras, trabajadoras, estudiantes, a las madres de nuestro pueblo, desde el Movimiento de Pobladores Ukamau les deseamos un feliz día.

Arriba las madres que luchan!!

Levantar la alternativa de los trabajadores y los pueblos de chile.

El bloque histórico de las clases dominantes en Chile y la superestructura económica que sustenta sus cimientos, se encuentra en medio d...